«

»

Imagen

Shibari: la atadura erótica

shibari atadura erotica

Entre las muy diversas prácticas sexuales que pueden conocer las prostitutas en Valencia, se encuentra el shibari, consistente en atar al amante. Pero no se trata de bondage, aunque podamos verle cierta similitud. Podrás buscar a expertas de ambas en diferentes casas de citas.

Significado

“Shibari” significa, literalmente, “atadura”, y también recibe el nombre de “kinbaku”, que se traduce como “atadura tensa”. Al parecer, antiguamente, se trataba de una técnica de tortura. Sin embargo, a día de hoy, se considera una práctica muy erótica y en la que tienen mucho que ver la calidad de la atadura, ya que hay que realizarla siguiendo unos principios estéticos y técnicos, y empleando, por lo general, cuerdas de fibras naturales.

Diferencias entre shibari y bondage

Mientras que el bondage, de origen occidental, busca únicamente la inmovilización de la persona atada, el shibari no implica necesariamente la inmovilización, y busca una calidad estética en el conjunto de cuerda, el nudo y la persona atada, que debe ser estético desde el punto de vista del espectador, algo muy importante en esta práctica.

Historia del shibari

Originalmente, se trataba de una técnica de forma de tortura y apresamiento de prisioneros, que sólo podía ser llevada a cabo por un guerrero samurái.  Además, se realizaba por fases: primero, se inmovilizaba el tronco; luego, nalgas y vientre, y, finalmente, todo el cuerpo en conjunto.

Tras el final de la II Guerra Mundial, el shibari experimenta en Japón un periodo de esplendor. Se empiezan a realizar exhibiciones en teatros y salas, y comienza a gozar de una alta consideración social. Además, comienza a considerarse un honor se sometido a la técnica shibari por parte de un maestro de este arte erótico.

Bases del shibari

Aunque se establece una relación de amo y esclavo, como en el bondage, es posible que el bondage se lleve a cabo con fines sadomasoquistas. Sin embargo, en el shibari, no es así; dado que se trata de un arte que vela por la estética, no hay que producir dolor ni dejar marcas en el cuerpo del amante.

Se debe cuidar a la persona que se deja someter y tener claro si buscan algo agresivo o romántico.

Para practicar sexo, se puede aprovechar la postura de la persona atada, y podemos hacer que la sesión o encuentro dure tanto como lo deseemos.

Si tienes dudas acerca de la visión estética del shibari, busca algunas imágenes en Internet y descúbrelo al cien por cien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>